Rock Colegas

jueves, 20 de mayo de 2010

Festival Laguna Rock 4 - 15/05/2010


Hoy traemos al blog la primera colaboración, y espero que no la última, de nuestro amigo Ramón Cebrián. Ramón es un colega heavy-metalero de toda la vida, y ahora con eso del "feisbuk", nos hemos hecho más colegas todavía. Es el bajista de Esclavitud, un tremendo grupo de Heavy Metal del bueno. Él es uno de los culpables de que el Festival Laguna Rock haya llegado ya a su 4ª edición. Le pedí que me escribiera algo sobre el concierto, y vaya si me escribió...no tiene desperdicio. Así que... Ramóóóóóóóónn!!... esperamos tus próximas colaboraciones pronto!!

Me pide mi amigo el Txino que haga una crónica del festival LagunaRock 4. Pues debe ser de los ejercicios más complicados que me hayan hecho pasar delante de un teclado. ¿Cómo afrontar un comentario-crítica de un evento del que fui participante como roquero, músico y organizador? Obviamente la subjetividad queda descartada: sólo puedo dar pinceladas de lo que han visto mis ojos, sentido mis oídos y vibrado en mi piel. Nada de ese festival es ajeno a mí. Cualquier pequeño éxito o gran crítica pasa directamente por mi espinazo sin dejarme indiferente. Pero si hay algo que tengo claro: básicamente el LagunaRock pretende ser una fiesta de NUESTRA MÚSICA, el heavy rock. Todo gira alrededor de eso. Y de eso te voy a hablar.

Después del éxito del cartel del año pasado donde Lord Bayron, The Zeronaut, Steelgar y Obús (y Esclavitud) pasaron como un huracán por el cuadrilátero, igualar ese cartel era un apuesta arriesgada, con muchos números para perder. Pero si de algo estoy orgulloso, si hay algo que de verdad me llenó de este pasado 15 de mayo, fue la enorme música que Semper, Alea Jacta, Meridian Zero y Koma ofrecieron. Nos ayudó a todos los grupos el sonido que tuvimos este año (dentro del escenario fue otra cosa), lo cual hizo disfrutar muchísimo más a la gente de los temas que se fueron desgranando en cada set-list. Sonido potente, nítido, claro…ideal para oir las letras comprometidas de Koma, la calidad musical de Meridian Zero, la potencia técnica de Alea Jacta y el metal del siglo XXI de Semper. Todo se oía claro y todo en su sitio, lo cual ayudó a todos a disfrutar y vibrar con cada grupo.


De Semper tenía claro que eran una apuesta segura: todo aquel que en Gran Canaria los ha visto hablaba bien de ellos y con razón. Ofrecieron un puñado de canciones poderosas, con una potente base rítmica, un dúo guitarrero que pasaban de los ritmos cortantes a los riffs más desarrollados y un vocalista buenísimo y versátil, capaz de conjugar melodía y agresividad.

Alea Jacta es un grupo consolidado en nuestra escena. Traían su disco “Enter the Chaos” que puede competir con cualquier disco de metal agresivo del estado y además, con una excelente producción. Y lo mismo con su directo: compacto y poderoso. Son una máquina. No es sólo agresividad: es técnica, ritmo, potencia. Todo un compendio de metal y poder.

Meridian Zero dieron un recital pese a problemas varios con el sonido que les persiguieron desde que, por la mañana, su técnico no pudo desplazarse por enfermedad. Pero, cuando un grupo tiene tanta calidad, tiene tan buenas canciones y ofrece un directo tan grande, las dificultades apenas llegan a los oídos del que tiene la suerte de escucharles. Las guitarras sonaban tan conjuntadas que parecía que un teclado las arropaba detrás. Zeben y Julián son mitad metrónomo, mitad apisonadora y Juanra se empeño en desafiar ciertas leyes físicas que impiden a la mayoría cantar el material que el representa a la perfección.

A Koma no voy a estar presentándoles cuando llevan 12 años en la primera línea del rock estatal. Me asombra la capacidad de hacer coincidir letras cínicas, irónicas y grandes dosis de humor negro con una música tan potente. Obviamente, con tantas tablas arriba, el directo de Koma es su espacio natural y donde las canciones aún cobran más vida si cabe, por la interacción con un público que las cantan de la primera a la última, frase por frase como si de un himno se tratara. Geniales y cercanos, se lo llevaron de calle.
En resumen. El LagunaRock 4 se caracterizó por el éxito organizativo a nivel de funcionamiento propiamente dicho, a la ausencia (como siempre) de incidentes, a una calidad musical cercana o igual al del año pasado y a una escasez de público desgarradora. Evidentemente algo no fue bien y habrá sido culpa nuestra, claro: nosotros fuimos los que ofrecimos este festival y no fue suficiente como para que la gente viniera en el número que deseábamos. Esperemos no equivocarnos otra vez, ojalá podamos volver a intentarlo.

Oye, ¿y de Esclavitud no dices nada? Pues no, porque ahí si que no soy ni siquiera subjetivo. Además estuvimos bien, como casi siempre, ¿o no? Espero verte en el LagunaRock 5…

PD: agradecer a tod@s los patrocinadores, lugares de venta y colaboradores del festival y en especial a mi compañero Mauro Martín que es el verdadero artifice y alma de todo lo bueno que ofrece este festival.

Ramón Cebrián, bajista de Esclavitud



10 comentarios:

ROCKLAND dijo...

¡Vaya cómo te lo montas en tu blog amigo Txino!
Ya tienes hasta redactores y todo, ja,ja,ja.

Gran crónica...queremos más!!!

Saludos.

manel dijo...

Me alegro de que todo saliera bien! Hay que seguir en la lucha para que haya más ediciones! Un saludo.

Rocklive.es dijo...

No está siendo lo habitual, el que sobrevivan los conciertos con esto de la crisis así que hay que felicitarse. Y Felicidades también por la ampliación de plantilla. ;-)

TSI-NA-PAH dijo...

Gran cronica, tienes madera amigo!
Hay que potenciar todo estos festivales.
un abrazo

nortwinds dijo...

muy buena cronica, se ve que tuvo que estar de escandalo, ahora a por otra edicion

joder que recuerdos de La Laguna, anda que no bajaba noches alli, cuando hice la puta mili en Santa Cruz de Tenerife alla por el 93-94

saludos

paulamule dijo...

Bueno, aunque el heavy nacional no sea lo mío, bravo por la crónica y por seguir ahí dando caña por toda España y por donde se tercie.
Buena crónica.
Salud.

Werty dijo...

No cnozco a ninguna de las bandas y no pude asistir obviamente jejej. Pero me alegro que la haya gastado

Saludos!!!

Jah Work dijo...

Buena crónica!

anada que no le pegan los Esclavitud!! 100% Heavy!!! y los Koma son famosísimos pero debe ser de los primeros temas que escucho de ellos!! Joder ya tocaba! Ya sabes Txino que lo del rock nacional no se me da muy bien, pero siempre que escucho algún grupo me mola.

Pues nada a ver sí el año que viene se repite y acude más gente!! Si fuera en Barcelona ya te digo que me pasaba por allí!!

Saludos!!

Perem dijo...

Nada mejor que ir ampliando las posibilidades del blog y eso de las colaboraciones es realmente interesante.

Buena crónica y ya de paso,
habrá que dar una oida a Eclavitud.

Saludos.

Bloody Mary dijo...

Vida longa ao Rock´n´Roll e aos festivais como "Laguna Rock", feito por e para pessoas que realmente vivem o Rock.
Gracias, Txino & Ramóóóóóóóónn!!